viernes, 5 de diciembre de 2008

Papa Noel, Santa Claus y Sinterklaas en el mundo entero

Me gusta la definición de la palabra "Tradición” --> todo lo valioso que se hereda de generaciones anteriores, valores, creencias, costumbres y formas de expresión.
Personalmente, adoro las tradiciones, pienso que identifican a un pueblo, lo mantienen vivo, le dan energía, lo inyectan de esperanza.
Cada pueblo tiene las suyas, algunas quizás muy difíciles de entender viéndolas con ojos de extraños (como lo que me pasaba a veces cuando vivía en la selva peruana), pero cada cual bella en lo suyo.

Una de mis favoritas, y que se celebra en el mundo entero, es la de Papa Noel (Santa Claus), muy aparte de la navidad y del verdadero significado de la navidad para el mundo cristiano, muy aparte de eso, siempre me ha conmovido toda la historia alrededor de este personaje.

Si pienso en mi infancia, me doy cuenta de que nunca creí en Papa Noel, como creer en el, si nunca me trajo nada? Yo sabia que los pocos regalos que recibía eran de mi mama, de mi abuela o del correo enviado por mi papa que vivía en Arequipa (padres separados).
Además creciendo en el barrio donde crecí, los niños no creen en papa Noel, es mas cantábamos una cancioncilla de esas muy malas, que dejan muy mal parado al pobre viejo de barba blanca, llamándolo incluso un viejo desgraciado (pobre! No podría repetir jamás el resto de esa canción, mi memoria se niega a recordarla como un mecanismo de autodefensa :) )

Recuerdo además las innumerables veces que le pedí a mi mama que me comprara una Barbie (de esas de las que una prima mia tenia como 14), pero mi mama, empeñada en enseñarme que un niño no debe tener todo lo que quiere apenas abre la boca y que nunca se debe consentir demasiado a un niño, hacia caso omiso a mis suplicas.. aunque si recuerdo que alguna vez me regalo una “Barbara” , una de esas muñecas "bamba" de plástico, que solo tienen pelo adelante y que si quieres peinarlas se ve que son calvas (bueno, ahora me da mucha risa, pero pienso que en esa época no me daba ni cosquillas); por otro lado, mi papa en Arequipa quizás no podía leer mis cartas bien o no me entendía ... porque me mandaba chichobellos y muñecas a cuerda y musicales, pero no la dichosa Barbie que yo tanto esperaba…
Por todo eso y aun mas, para mi Papa Noel NO existía… No existía hasta que tuve unos 15 o 16 años… COMO? COMO? Es cierto! Esperen, no me juzguen.. y lean lo que sigue aquí:

Mas o menos por esa época, empecé a aceptar un poco el haber crecido con padres separados, pude por fin perdonar sinceramente y de todo corazón a mi papa por no haber estado “allí” conmigo cuando crecí (ups.. aunque el todavía no sabe que hubo un “antes” y un “después” y espero que no lo lea por aquí jaja) y recuerdo que una de esas navidades vi un programa navideño con el que llore mucho, y que fue uno de esos momentos decisivos, en los que algo cambia para siempre dentro de ti.

Una niña americana de 8 años llamada Virginia, alla por los 1897, le había escrito a un diario preguntándoles la pregunta del millón:
Mis amigos no creen en Santa Claus, dígame la verdad…Existe Santa Claus?
La respuesta del popular diario estadounidense fue la sgte (aquí traducida al español y que no he querido resumir, para que la lean completa)

Tus amiguitos están equivocados. Ellos han sido afectados por el escepticismo de una era escéptica. No creen más que en lo que sus ojos ven. Ellos piensan que no existe nada que sus pequeñas mentes no entiendan. Todas las mentes, Virginia, sean de hombres o de niños, son pequeñas. En nuestro vasto universo el hombre es un mero insecto, una hormiga, cuyo intelecto no resiste la comparación con el mundo ilimitado que le rodea ni, mucho menos, con la inteligencia capaz de aprender la totalidad de la verdad y el conocimiento.

Sí Virginia, Santa Claus existe. Su existencia es tan real como el amor, la generosidad y la devoción, y tú sabes que éstas abundan y dan a tu vida su máximo gozo y belleza. ¡Cuán sombrío sería el mundo si no existiera Santa Claus! Sería tan sombrío como si no hubiera Virginias. No existiría la fe infantil; no habría poesía, no habría romance para hacernos tolerable esta existencia. No tendríamos más gozo que el de los sentidos y la vista. La eterna luz con que la infancia ilumina al mundo se extinguiría.

¡No creer en Santa Claus! De la misma forma podrías no creer en las hadas. Tú puedes convencer a tu papá para que contrate hombres que vigilen la chimenea en Navidad y pillarlo, pero aunque no lo vieran bajar, ¿qué probarían? Nadie ve a Santa Claus, pero eso no prueba que no haya Santa Claus. Las cosas más reales del mundo son las que ni los niños ni los hombres ven. ¿Has visto alguna vez a las hadas danzando en el césped? Por supuesto que no, pero eso no es prueba de que no estén allí. Nadie puede concebir o imaginar todas las maravillas aún no vistas e invisibles que existen en el mundo.

Puedes romper la sonaja de un bebé para descubrir en su interior qué es lo que produce el sonido, pero hay un velo que cubre el mundo no visto que ni el hombre más fuerte, ni aún la fuerza unida de todos los hombres fuertes que hayan existido, puede romper. Sólo la fe, el amor, la fantasía, el romance y la poesía pueden apartar esa cortina y ver y mostrar la belleza sobrenatural y la gloria que están más allá. ¿Es todo ello real? Ah, Virginia, no hay en este mundo nada más real y permanente.

¿Qué no existe Santa Claus! Gracias a Dios él vive, y vivirá por siempre. Mil años después de ahora, Virginia, es más, diez mil años después, él continuará alegrando con su espíritu el corazón de los niños


Después de leer esta carta, debo confesarlo a viva voz, y con mucha alegría.. yo que de niña no crei en el viejito de barba blanca, ahora creo, y creo mucho:
Existe! (por ahí se oye el martillo del juez como cuando en un juicio dice “Caso Cerrado” jajaja)

Finalmente, compartir con ustedes algo mas: Que el buen hombre de la barba blanca, que le trae alegría a los niños (y bueno gracias al mundo marketero también trae regalos, y algunos muy caros!) esta presente en casi todas las tradiciones a nivel mundial, y no solo en la tradición Cristiana sino hasta en la Musulmana (Baba Achour en Marruecos), claro que no se le relaciona con Papa Noel, pero que mas da, es el mismo viejito trayendo alegría, esperanza, y amor a los niños.

Gracias a la Tradición, el Obispo de Myra, Saint Nicholas, que en realidad existió allá por los 245 a.d. y que según la historia si ayudaba y daba regalos a niños y adultos, se transformo en:
Español --> Papa Noel
Holandes --> Sinterklaas
Ingles --> Santa Claus
Aleman --> Kris Kringle
Frances --> Pere Noel
Italiano --> Babo Natale
Danes --> Julemanden
(etc, etc y mas etc)

A partir de ahi, y de nuevo gracias a las tradiciones, se cambio el traje de obispo por el de rojo y blanco que conocemos (menos el Sinterklaas holandés que sigue llevado traje de Obispo) y bueno se agregaron un sin numero de cosas: renos, polo norte (zwarte pieten aquí para nosotros en Holanda), etc, etc, cada cosa con un motivo, una razón, un porque…fascinante pero larguísimo de contar :)

Aquí en Holanda yo me uno a la celebración! Este año, mi hijo cumplió 3 años, por fin podemos cantar juntos en holandés las canciones a Sinterklaas, pintar y poner cosas en la ventana, poner el zapatito y la zanahoria, ver su llegada por televisión y alimentar su sueño infantil.. Porque no? Si hasta yo me emociono cuando veo al alcalde del pueblo de turno recibir a Sinterklaas en su stoomboat!
Ya llegara el dia en que mi hijo solo decida en lo que quiera creer.

Si comemos pan con pollo por un lado y kaas met komkomer por el otro o si hasta en Perú celebraba el día de la canción criolla vestida de halloween, pues con mucha mas razón celebro a Sinterklaas y a Papa Noel! porque eso es lo bello de las tradiciones, mantenerlas vivas, y ahora que tengo una familia mitad peruana, mitad holandesa, pues que más da: a mantener vivas dos tradiciones :)

Por lo pronto, celebro hoy 5 de diciembre Sinterklaas y les mando un abrazo enorme a todos! Que Sinterklaas les deje sus buenos regalitos :)

Saludos!

5 comentarios:

Ismael dijo...

POR OTRA PARTE A MI ME AGRADA, EL COMO PAPA NOEL DISPONE DE SU TALLER ...EN DONDE TODOS SUS AYUDANTES QUE SON DUENDES DISPONEN DE SU ENORME FABRICA DE JUGUETES , LA TRADICION ES MUCHO MAS REAL DEBIDO A QUE EXISTE EN EL POLO NORTE LA CASA DE PAPANOEL ,QUE RECIBE A LOS VISITANTES CON MUCHA ALEGRIA LA NAVIDAD ES UNA FECHA MUY BONITA...

CAMINANTE dijo...

Hola Y gracias por los comentarios sobre esta entrada, aunque la mayoria de comentarios me llego a mi e-mail privado.. jajajaja.. Gracias!
Tres personas me preguntaron .. Y QUE PASO CON LA BARBIE? :) la recibiste?!! ..
pues si!! si la recibi.. la primera cuando tuve 14 años (bien viejaaa para jugar a las Barbies) de mi mama.. y la segunda hace 6 años, aqui en Holanda ! de Sinterklaas!! (seguro que mi esposo le conto esta historia y el vio mi zapato de taco 7 junto a la ventana y me la dejo jajaja)..

Un Beso!
Caminante

JOTA dijo...

Ojo que lo de Papa Noel no es mayoritariamente 'espanhol' sino propio de Peru y otras pocas regiones latinas. En Chile es conocido como el 'Viejito Pascuero' y en muchos otros paises hispanos es simplemente San Nicolas.

Saludos desde Texas. Felicidadaes por el buen blog.

J

CAMINANTE dijo...

Hola Jota!
Gracias por el comentario.. no sabia lo del viejito Pascuero.. jajaja suena muy latino .. Y es solo chileno?

Un saludo!

JOTA dijo...

Pues hasta donde yo se, si. Es mas, confieso con bastante verguenza que la forma como lo averigue hace anhos fue leyendo Condorito. Mucho tiempo despues lo pude comprobar estan en la ciudad de Santiago. No dudo que lo de 'Viejito Pascuero' es patrimonio exclusivo de la tierra de Caupolican y Colocolo.

Un beso y gracias por visitar mi blog. Me dejo fascinado tu comentario en mi Manifiesto AntiNavidad y ahora mismo me dispongo a responderlo.

Feliz anho, por cierto!

J