martes, 22 de diciembre de 2009

Con mi burrito sabanero ...voy camino de Peru?

Nuevamente fiestas de fin de año y nuevamente lejos de Peru...... ay como se extraña! He armado ya el arbol de navidad, y este año faltando a mi propia tradicion no habra nacimiento, porque mi bebe de 10 meses esta aprendiendo a caminar y se coje de todo para poder pararse, asi que en aras de proteger mi nacimiento de sus mini manos y despues de someterlo al voto popular y democratico (dos contra uno) hemos decidido dejar esta tradicion para el proximo año.

Y ahora, como si de una carrera de postas se tratara, el Sinterklaas holandes le pasa la posta a Papa Noel y nos preparamos una vez mas para seguir dando y recibiendo, dar y recibir --> que maravilloso es al final el espiritu de estas fiestas, y que bien se siente uno cuando da, no les pasa? dar abrazos, dar mas besos, dar sonrisas, dar regalos, dar calor humano... no sienten un calorcito en el pecho al ver una sonrisa?


Aqui mi hijo de 4 años celebro este año la fiesta de Sinterklaas el 5 de diciembre, recibio regalos y dulces, aunque este año por consenso familiar dijimos que 2 regalos por niño eran mas suficientes asi que sugerimos que el resto se diera como donaciones; ahora para navidad la costumbre aqui en mi casa son regalitos pequeños: stickers, cosas para pintar, cosas q no representen mucho valor material, asi pensamos evitar que nuestros hijos reciban demasiado y que pierdan la nocion del valor de las cosas.


Y un regalo para mi? bueno si de poder pedir un regalo se tratara, en esta etapa de mi vida solo pediria que Peru no estuviera tan lejos, que estuviera "aquicito no mas" como decian en el pueblo del abuelo, o claro, que los pasajes aereos no costaran tanto para poder ir y venir al menos 1 vez al mes... pero no, la crisis afecta todos los bolsillos y Papa Noel no es la excepcion, ni que decir de Mama Noel que como esta sin trabajo tampoco tiene para darse ese gusto.
Si todo esto suena muy dificil, entonces pediria algo mas facil: que pudiera abrazar a mi familia peruana a la medianoche y que pudiera tomar el chocolate caliente de mami, aunque sea verano, con su tajada de paneton donofrio.
Y ustedes que pedirian ?

Felices fiestas de fin de año queridos amigos! que el 2010 les traiga mucha felicidad y que, literalmente, sus sueños se hagan realidad.

Saludos!

PS.- Sin querer queriendo cumpli ya mas de un año compartiendo este blog con ustedes, quien lo diria, yo pense que disertaria al tercer mes jajaja .
A los que no leyeron la entrada de la navidad pasada aqui les paso el link http://peruanaenholanda.blogspot.com/2008/12/gracias-la-vida-navidad.html

jueves, 10 de diciembre de 2009

De vuelta al cole

Mi hijo mayor de 4 años ha empezado hace 6 semanas a ir al jardin de la escuela primaria de mi barrio. El primer dia de clase, camara fotografica al cuello, mi esposo y yo llenos de orgullo cogimos de la mano a nuestro chiquito y caminamos las tres cuadras que nos separan de la escuela, mi niño iba feliz, durante un par de años le habiamos dicho que cuando "sea grande" podria ir al colegio por el que siempre pasabamos, asi que por fin habia llegado el dia, ya era "grande".
Mi esposo iba encantado y orgulloso, adelantandole de a pocos sobre lo que pasaria ese primer dia.... y yo? yo iba orgullosa claro, pero tambien ansiosa, tambien con maripositas en el estomago y con miles de pensamientos cruzando mi mente: mi hijo esta creciendo! esta empezando la siguiente etapa! ya no esta tan chiquito como antes.. le pesara la mochila? ...


Al dejarlo ese dia en clase se me acelero un poquito el corazon, sobretodo porque un par de lagrimas cayeron de sus ojitos cuando por fin se dio cuenta de que papa y mama no se quedarian con el alli... y entonces me golpeo, me golpeo la idea de que no solo el empezaba el colegio, sino que yo tambien empezaba una nueva etapa como madre, una etapa "de vuelta al cole".

Aqui en Holanda los niños empiezan a ir al jardin de la escuela primaria tan pronto como cumplan 4 años, sea el mes que sea; asi que yo tambien era la "nueva", tanto como mi niño, porque algunas madres intentaban conversar conmigo (solo somos dos madres extranjeras en una clase de 25), fui cordial con todos, sonrei hasta sentir dolor en la cara y correspondi tantos saludos como pude.

Con el pasar de los dias me puse a observar todo lo que sucede en el patio de entrada del colegio. Es como un mundo en si: madres que trabajan y que siempre estan corriendo, madres que siempre llegan tarde y casi en pijamas, padres que a veces tienen una expresion un poco perdida, madres que siempre estan mirando y hablando de todos, madres que no estan contentas con nada, madres que apoyan en todas las activividades y madres que no hablan con nadie pero que sonrien a todos, yo aun no se a que grupo pertenezco, mi imaginacion vuela y pienso en que son como sectas, cada una tratando de buscar adeptos, luego vuelvo a la realidad y me digo que es mejor no poner etiquetas y ser igual de cordial con todos, al final quizas terminare perteneciendo al primer grupo, si, al de las que trabajan y siempre estan corriendo :)
Por ahora disfruto todas las mañanas haciendole la lonchera a mi hijo y llevandolo de la mano al colegio, cantando algo en español mientras caminamos y escuchandolo repetir los chistes que aprende de mi y su papa. Escuchando su vocecita de raton me doy cuenta de lo mucho que lo amo y de lo afortunada que soy por tenerlos a el y a mi bebe.
----
Alguien me envio este video de you tube y me dio tanta risa que quiero compartirlo con ustedes, sera que el amor de madre es universal y por eso todas somos asi? jajaja No lo se, y tampoco se si me vere diciendo las mismas cosas en un par de años.. de algo si estoy segura: mi madre si me las dijo a mi y yo ya voy usando un par de ellas!...

video

Saludos!

lunes, 30 de noviembre de 2009

Peru - Niñez

Hace poco vi un informe en You Tube sobre una mujer en Peru que se llama Carmen Cortez, ella dirige una asociacion sin fines de lucro que se llama "Peru Niñez", el reportaje mostraba la inmensa ayuda que esta Sra realiza de forma desinteresada en los barrios mas pobres de Lima. Me dedique a buscar informacion sobre esta asociacion en Internet y las historias que conoci me dejaron impactada y triste.

En realidad no hay peor ciego que el que no quiere ver; sabemos del sufrimiento ajeno, pero cerramos los ojos, quizas para protegernos, quizas para evitar el dolor, pero esta vez me dije no, no, no, no mas. Veo a mis 2 hijos pequeños tan sanos, tan felices, tan llenos de regalos y siento mucha, muchisima pena, un niño no debe sufrir y si esta en nuestras manos ayudar, aunque sea una vez al año hagamoslo por favor.


La asociacion Peru-Niñez hace lo siguiente:
-Ayuda a niños con graves quemaduras y enfermedades graves o terminales.
-Prepara y distribuye desayunos gratis para aproximadamente 800 personas semalmente.
-Esta construyendo un albergue para enfermos terminales.
-Han construido pequeñas postas medicas para niños, ancianos y discapacitados.

Esta es la pagina de la asociacion:http://peru-ninez.org/indice.htm
y aqui un video en you tube:http://www.youtube.com/watch?v=aO4dwwRMjOQ&NR=1

Sola no puedo hacer mucho, pero junto a ustedes, de poquito en poquito podriamos lograr mucho mas. Se que muchos de nosotros queremos ayudar pero desconfiamos, hemos aprendido a dudar de la honestidad y bondad de la gente desinteresada, pero por Navidad o por lo que sea, les pido que colaboremos.

Mi idea es esta: para todos mis amigos aqui en Holanda (o el resto de Europa):
pedirles EUR 5 a cada uno (bienvenido sea si pueden mas) y juntar asi una cantidad grande para poder ayudar.
Pueden depositar los EUR 5 en esta cuenta hasta el 5 de diciembre:
Rabobank - MadeinPeru - 1067.64.403 a nombre de "peru-Niñez"

Si estan en Peru: les pido por favor visitar la pagina de Peru-Niñez, colaborar con ellos en la cuenta del Scotiabank y si tiene algun dia libre: ayudar.

Si estan en otro pais del mundo: solo pedirles que sigan compartiendo y ayudando.

Si los niños son el futuro del planeta, porque no ayudar a tener un mundo mejor? A veces parece muy dificil, pero quizas no lo sea tanto, asi quiero creerlo.

Un abrazo a todos.

(En Holanda --> el 7 de diciembre enviare el dinero a Peru en nombre de todos ustedes a la Asoc. Peru-Niñez. Antes de Navidad les enviare fotos y el e-mail de la Sra Carmen Cortez con los comentarios de lo hecho con ese dinero.)

lunes, 9 de noviembre de 2009

Libertad Condicional

Libertad! Soy libre!...
...esas fueron las primeras palabras que vinieron a mi mente hace ya casi 6 semanas, cuando después de muchas noches de agonizante indecisión tome la determinación de renunciar a mi trabajo, muchas fueron las razones, la gota que derramo el vaso fue una discusión con una colega-jefa, pero no me voy a mentir a mi misma , hace mucho que no era feliz allí y solo me detenía el miedo: el miedo de no encontrar un nuevo trabajo pronto, el miedo de fallarles a mi familia en Perú, a mi esposo y a mis hijos, el miedo de no poder pagar la hipoteca, que se yo...el miedo paraliza y a mi me paralizo por algunos años, deje de ser yo, me aferre a una nueva vida en un país diferente, considerando que era imposible hacer algo que me guste aquí y me convencí de las palabras de algunas personas cercanas "deberías de agradecer que por lo menos tienes trabajo y buen sueldo"... Si, debería agradecer, pero... y que hay acerca de mis sueños?... me perdí a mi misma.



Vivo en Holanda hace casi 8 años, trabaje desde el tercer mes en que llegue aquí, no fue difícil conseguir trabajo desde el inicio, a pesar de que aun no hablaba el idioma holandés, con el ingles me fue (y me es?) mas que suficiente. Sin embargo...como hacer carrera en algo que me guste aquí, si en Perú yo era Guia Turística/Tour Leader? Si lo que a mi me gusta es la Antropología y la Arqueologia? Si trabajaba en la selva peruana persiguiendo monos, viendo volar a los guacamayos y buscando Caimanes?



Detestaba la vida de oficina y aunque en Perú tuve mil y un oficios durante muchos años antes de terminar y trabajar en lo "mio", nunca, pero nunca me imagine en una oficina...
(Me recuerdo a mi misma bailando con los patas en Perú, la canción de los Auténticos Decadentes y gritando a todo pulmón: "...Yo no quería una vida normal, no me gustaban los horarios de oficinaaa, mi espíritu rebelde se reía, del dinero, del lujo y del confort y tuve una revelacion ya se que quiero en esta vida, voy a seguir mi vocación, sera la música mi techo y mi comida...porque yo, no quiero trabajar, no quiero ir a estudiar, no me quiero casarrrr. Quiero tocar la guitarra todo el día y que la gente se enamore de mi voz...")
Claro, salvando el hecho de que no quería ser cantante porque muy a mi pesar no tengo buena voz y que no toco la guitarra porque no tengo el talento, la canción describía muy bien lo que quería :).

Y aunque hace mas de 7 años que trabajo (trabajaba) en una oficina, pienso que al menos los últimos 4 años era mas y mas palpable que ya no era feliz, la mejor prueba la encuentro aquí mismo, en el blog, cuando empecé a escribirlo hace ya casi 1 año me describí en mi perfil como: "Account Manager a la fuerza"... y si, justamente eso es lo que era, "a la fuerza", porque acepte este trabajo solo pensando en el buen sueldo, a la fuerza porque no soy buena "franelera", es decir , detesto ser adulona de gente en general y sobretodo de gente que no se lo merece, las palabras de elogio no salen por chorros de mi boca y me las reservo solo para cuando creo que alguien lo vale, y sobretodo soy (o me he vuelto?) muy directa, en el trabajo voy al grano y no podía perderme como la mayoría de mis colegas en una conversación fácil de muchas palabras pero sin decir nada; "a la fuerza" además porque hace ya un par de años le pedí a mi jefe cambiarme de posición en la empresa y el me dijo que no, que era buena en lo que hacia y que era mi lugar, según el hacia mi trabajo bien. (?)



Además de esto...no hay acaso miles y millones de personas que pasan lo mismo? acaso no es por eso que se llama "trabajo"? sino se llamaría hobby!... Pero, al mismo tiempo...no hay también miles de personas que son felices en la labor que desempeñan? personas que consideran el trabajo como una diversión? No es así como pensaba yo antes, cuando trabajaba en Turismo en Perú? Me decía a mi misma, hago lo que me gusta y encima me pagan! No era lo ideal? O seria solo eso...idealismo!?

...Y de hoy para adelante no se, por ahora aun no busco trabajo, porque me he dado un tiempo libre de irreflexión hasta fin de año y porque todo el mes de octubre he sido madre de dos niños al 100 por ciento (y por primera vez sin ayuda!) ... e increíblemente estas 5 semanas pasadas en casa he trabajado sin parar, con los niños y con la casa, he terminado rendida, me habían dicho que ser madre de familia no era fácil, pero no pensé que fuera para tanto y seré honesta: es mucho mas difícil ser ama de casa que trabajar en la oficina, incluso con el stress del día a día allí!

Como ven no he tenido estas ultimas semanas la energía para sentarme a escribir y llevar a cabo mi larga lista de "cosas pendientes" pero desde esta semana mis bebes tienen ya agenda :) , el mayor acaba de empezar la escuela y el menor va a la guardería, definitivamente los extrañare en casa, porque los amo, pero no miento: disfrutare al máximo y por primera vez en años de mis días libres, de mi soledad, de mis planes y proyectos.

Y ustedes? que piensan? hacen lo que les gusta? viven sus sueños? o sobreviven el día a día?.. se puede vivir de los sueños? En mis días mas positivos me grito que si, que si se puede, que siempre tengo que ver el vaso medio lleno. En mis días de bajadas me digo que "tal vez"... tal vez deba aceptar que ya no tengo 20 años, que tengo mas responsabilidades y que debo de estar a la altura. Y en los días normales, como hoy, me digo que debo intentarlo, que se pueden hacer las dos cosas, que quizás si tocas una puerta lo suficientemente fuerte, esta se abrirá... no lo se.
En diciembre o enero buscare un nuevo trabajo y probablemente volveré a una oficina, pero al menos esta vez intentare asegurarme de que sea algo que me guste un poco o mucho, un proyecto que tenga ganas de apoyar o un producto en el que crea...

O quizás aun sigo perdida... y solo quizás, aun tengo miedo...

Saludos!

PD.- soñadora, gracias por tu ultimo mensaje, gracias por preocuparte aun sin conocerme :) eres grande como los sueños!

viernes, 14 de agosto de 2009

…Que tal Raza!

“Perú, crisol de razas”, leí este artículo hace muchos años, a mis 16 o 17, era una publicación muy antigua, una revista de los años 70 que encontré en algún lado, hablaba sobre nuestro pasado, nuestro presente y de que significaba ser peruano. Mi mundo en ese entonces se limitaba a mi familia, amigos y no iba mas allá de lo poco que conocía entre Lima y Arequipa. No pensaba en racismo, no había vivido discriminación por esa razón.
Para mí la discriminación era de otro tipo: el lugar donde vivía. Todo tipo de discriminación es condenable, pero hoy solo me quiero centrar en la que a veces se sufre por el color de piel.

Mirando a mi propia familia puedo ya ver el crisol de razas que somos los peruanos, por el lado materno de mi familia el que no tiene de inga tiene de mandinga porque hay de todo: chino, negro, indio y blanco, por el lado paterno Arequipeño supongo que hubo menos mezcla, porque mi padre es blanco y podría pasar hasta por padre de mi esposo que es holandés.
Yo soy una mezcla de ambos. Soy mestiza y con orgullo porque justamente en ese mestizaje radica ahora la fuerza de nuestra raza, justamente ahí esta lo que nos enriquece culturalmente, tener de indio, de blanco, de negro y chino nos ha hecho diversos, nos ha hecho fuertes, somos ahora una gama de razas, colores y sabores, aunque el lado débil sea que seamos aun un pueblo en busca de confirmar una identidad propia.
Podría quedarme llena de bronca (suele pasarnos) con solo pensar en todos los abusos cometidos por los conquistadores contra la raza india hace casi 500 años, pero no se puede cambiar el pasado ni vivir de rencores, entonces aquí prefiero rescatar el mestizaje que se dio. De lo contrario nunca hubiéramos tenido ni valses, ni festejos, ni marinera, ni ceviche, entre otras cosas que ahora nos identifican como peruanos.

Alguna vez en Arequipa, durante la época en que quería postular a la universidad, algún profesor nos dijo una frase que hasta ahora no he podido olvidar, no por lo memorable, sino por lo increíblemente estúpida “Ustedes tienen que mejorar la raza y el apellido”, si...increíblemente ese era el tema de su disertación y sorprendentemente ninguno de nosotros dijo nada, éramos chicos de 17 años y escuchábamos en silencio. Nunca sabré el efecto que produjo en mis compañeros, pero en mi, al cabo de un tiempo y de mucho pensar en ello, causo efecto de rechazo profundo, rechazo porque ¿como puedo renegar de mis raíces? rechazo porque seria como traicionar a mi propia familia y a mi patria, rechazo porque mi madre me enseño que todos somos uno y porque aunque muchos viven en negación constante baste mirar un poquito en nuestras propias familias (o verse al espejo) para ver que casi todos somos mestizos, todos somos producto de una mezcla (algunos mas , algunos menos). Cholo en el Perú es el mestizo en general. Lamentablemente en mi país aun se usa muchas veces con una connotación despectiva y no para referirse al mestizo sino para referirse al indio. Lo gracioso del caso es que nos ‘choleamos” los unos a los otros cuando el 90% de nosotros somos cholos. Y lo mismo sucede en toda Latinoamérica: todo un mestizaje y una carta de colores que nos hace lindos :). Entonces… a que va el cuento?

Cuando trabajaba en Perú como guía de turismo, no era raro escuchar el comentario de algunos turistas hacia nosotros que nos decían que “no parecíamos” peruanos (los guías éramos desde morochitos hasta mi pata Hans con ojos azules). A uno le pregunte porque pensaba así (tengo una cara peruana bastante promedio según yo así que no me cuadraba el comentario tan seguido). El turista saco su “Lonely Planet de Perú” (guía turística) donde en la portada representaban a la gente andina en traje típico. Tuve que explicarle que el Perú es costa, sierra y selva, tuve que explicarle que éramos un “crisol de razas” y de pasadita su clasecita historia sobre mi país.
Aquí en Holanda, antes que por latina (o peruana) paso por marroquí o Turca (quizás por que hay mucho de eso aquí y es lo primero que les viene a la mente?!). En Estambul, en el mercado o en los restaurantes me hablaban en turco... cuando veían mi cara con símbolo de interrogación me decían: No turkish?? then Mexican!! (jajaja) , por lo que asumo quizás si parezco turca después de todo jeje.

Mi país no es diferente del resto del mundo, viviendo ahora en el extranjero me doy cuenta de que Europa no es menos racista. Ni Europa ni ningún otro país, quizás es parte de la psique humana el creer que una raza es mejor que la otra? Que nos pasa??! el mestizo desprecia al indio, el blanco desprecia al mestizo, el menos negro desprecia al mas negro, el blanco desprecia a todos, … es un cuento de nunca acabar. Y encima nos dejamos llevar por prejuicios que nos hacen juzgar sin siquiera darle una oportunidad a la persona. La raza no determina el tipo de persona.
Por eso llore con el llanto de los negros en USA cuando gano Obama, porque me emociono comprobar que el cambio ya empezó, de a pocos, pero ahí va. Porque tome esa victoria no solo como para la raza negra sino como una victoria para todas las razas humanas. Y también porque imagine que el “I have a dream” de Martin Luther King era ahora mas realidad que nunca.

El racismo es una tara que muchos adquirimos desde la niñez, la televisión, la familia, el colegio, los amigos, presenciando actos de discriminación que inconcientemente se van considerando cada vez más normales. El racismo existe en todo lado y hasta los que proclamamos que no lo aceptamos, alguna vez en nuestra vida hemos hecho o dicho algo racista (aquí lamentablemente no me salvo tampoco yo y quien este libre de pecado que tire la primera piedra).... Sin embargo es importante aquí rescatar el corregirse, el no rendirse, el darse cuenta de nuestro error y querer hacer un cambio y así, cual cadena, contagiar a otros para dejar el racismo de lado. Un mundo sin razas sería como un cuadro sin colores.
Vamos amigos..los cambios empiezan por casa...los cambios empiezan con cada uno de nosotros!

Saludos!

sábado, 11 de julio de 2009

El Vendedor mas grande del Mundo

Hay momentos decisivos en la vida en que algo sucede y cambia nuestros destinos para siempre. Hay momentos en que uno siente que se ha marcado una linea, que de pronto algo ha cambiado el presente y cambiara el futuro, para bien o para mal, ya no será lo mismo.
Casi siempre estos momentos se presentan por sorpresa, si son buenos quizás en el momento en que mas los necesitábamos, si no lo son quizás es porque algo teníamos que aprender de ellos.

En mi vida he tenido muchos momentos de estos (al igual que todos supongo), de los malos he tenido la buena ventura de salir con bien o al menos de haber curado con el tiempo. He tenido también la suerte de haber recibido la ayuda de ángeles en el momento oportuno, ángeles que existen y no son como los pintan con alas y aureola, sino que son de carne y hueso y que aparecen en nuestro camino cuando mas los necesitamos.
Como ya dije una vez ya no soy católica, pero si soy creyente y justamente esa fuerza y esa energía llena de pura buena vibra en la que creo, a lo que yo llamo Dios, es lo que ha venido a mi auxilio cada vez que lo he necesitado.

En general, en mi vida rigen solo dos preceptos, creo y aplico eso de “no hacer a otros lo que no te gustaría que te hagan a ti” y el “hacer el bien sin mirar a quien”, porque así lo aprendí de mi madre; el karma existe y la vida es un circulo donde lo que das es lo que recibes, sin embargo soy un ser humano y como tal cometo muchos errores y trato de enmendarme cada día para no hacer daño intencionalmente. En eso estoy, tratando de inclinar la balanza hacia la luz y alejarla del lado oscuro que por momentos me cautiva sin darme cuenta. Pido perdón aquí si a alguien le hice daño sin querer.

Tengo muchas historias que compartir sobre el karma y el círculo de la vida, que quizás me anime a contar con el paso del tiempo, pero esta vez quiero compartir con ustedes algo de lo aprendido de los libros de autoayuda, me gusta leerlos, tengo pocos pero son valiosos y siempre han llegado a mis manos en el momento propicio, como enviados, “El Alquimista”, La serie de “Chocolate Caliente para el Alma”, “El secreto”, “Porque los hombres mienten y las mujeres lloran” (para parejas), son algunos de ellos, sin embargo hubo uno, el primer libro de autoayuda que recuerdo, que me tomo de la mano a los 21 años y no me ha dejado hasta ahora.

El libro se llama “El vendedor mas grande del mundo”, el autor es Og Mandino; llegue a querer tanto a este libro que empecé a comprarlo para darlo como regalo a amigos y hasta empecé a escribir sus preceptos en papel de hoja bond y pegarlos en las paredes de la cocina, de mi cuarto y hasta del baño para asegurarme de que los leería cada día y que el resto de mi familia los leería también.

El vendedor más grande del mundo trata de la historia de un vendedor ya anciano que intenta trasmitir su enseñanza a un discípulo a través de diez pergaminos que contienen principios para lograr el éxito en el arte de vender. Recibí la instrucción de leer este libro de un profesor, y con mucho aburrimiento empecé a leerlo pensando que un libro dirigido a vendedores no podría ayudarme a mi, sin embargo a medida que lo leía me di cuenta de que puede ser leído por toda clase de lectores, porque todos de una manera u otra vendemos u ofrecemos algo, no solo se venden cosas materiales: se vende nuestra imagen, se ofrece nuestra amistad.

Es un libro sencillo (y justamente ahí esta su belleza) y de solo 120 hojas, pero lleva en ellas algunas cosas que considero pueden cambiar la vida de una persona si usa en su vida al menos algunas de esas reglas. Yo lo hice a los 21, y puedo decir que 14 años más tarde sigo enamorada del libro y sobretodo puedo decir que algunos de sus preceptos cambiaron mi vida para siempre… y sigo queriendo realizar los que hasta ahora no he podido llevar a cabo.

Aquí un resumen de los 10 pergaminos del libro, copio aquí los puntos (según yo) más importantes de cada uno, esperando que llegue a ustedes en el momento en que quizás los necesitan o simplemente los pueden guardar en algún rinconcito de su mente y usarlos en el momento propicio.

Pergamino # 1- Hoy comienzo una nueva vida

“Hoy mudare mi viejo pellejo que ha sufrido durante tanto tiempo las contusiones del fracaso y las heridas de la mediocridad…”
“El fracaso no será mi recompensa por la lucha… El fracaso nunca me sobrevendrá si mi determinación por alcanzar el éxito es lo suficientemente poderosa..”
“Me formaré buenos hábitos y seré el esclavo de esos hábitos…”

Pergamino # 2- Saludaré este día con amor en mi corazón.

“Saludare este día con amor en mi corazón y tendré éxito..”
“De aquí en adelante contemplare todas las cosas con amor y naceré de nuevo. Amare al sol porque me calienta los huesos, pero también amare la lluvia porque purifica mi espíritu; Amare la luz porque me señala el camino, pero también amare la oscuridad porque me enseña las estrellas; acogeré la felicidad porque engrandece mi corazón, pero también soportare la tristeza porque descubre mi alma…”
“De aquí en adelante amare a toda la humanidad. Desde este momento todo el odio ha sido extraído de mis venas porque no tengo tiempo para odiar, solo tengo tiempo para amar..”

Pergamino # 3- Persistiré hasta alcanzar el éxito.

“Siempre daré un paso mas. Si ese no es suficiente daré otro y aun otro…”
“Jamás aceptare la derrota y borrare de mi vocabulario palabras o frases como abandono, no puedo, imposible, irrealizable…”
Es la perseverancia el componente más importante de conseguir nuestras metas, ni el talento, ni la suerte, ni las relaciones por si solas pueden ayudarnos sin perseverancia.

Pergamino # 4 - Soy el milagro más grande de la naturaleza.

Somos criaturas únicas en la naturaleza, nunca ha nacido nadie exactamente igual a nosotros, nuestra manera de hablar, caminar y ser es única, debemos conservar esta singularidad.

Pergamino # 5 - Viviré este día como si fuese el último día de mi vida.

Si vivimos este día como si fuera el último de nuestras vidas, no debemos perder ni un minuto en lamentaciones sobre cosas que no podemos modificar, sobre errores que hemos cometido y que pertenecen al pasado.
“No pensare tampoco en el mañana, el mañana yace sepultado con el ayer, por ese viviré este día como si fuese el ultimo día de mi vida..”
“Los deberes de hoy los cumpliré hoy, Hoy acariciare a mis hijos mientras son niños aun, mañana se habrán ido, y yo también. Hoy abrazare a mi mujer y la besare dulcemente, mañana ya no estará ni yo tampoco; hoy le prestare ayuda al amigo necesitado, mañana ya no clamara por ayuda ni tampoco yo podré oír su clamor…”
“Viviré este día como si fuera el ultimo día de mi vida. Y si no lo es …daré gracias..”

Pergamino # 6 - Hoy seré el dueño de mis emociones.

" Si me siento deprimido cantaré.
si me siento triste reiré.
si me siento inferior vestiré ropas nuevas.
si me siento inseguro levantaré la voz.
si miedo me lanzaré adelante.
si siento pobreza pensaré en la riqueza futura.
si me siento incompetente recordaré éxitos del pasado.
si me siento insignificante recordaré mis metas."

Pergamino # 7 - Me reiré del mundo.

El hombre es el único animal con la capacidad de encontrar el lado gracioso en todo lo que acontece, y debemos cultivar esta cualidad. ¿Pero cómo reír cuando todo a nuestro alrededor parece volverse en nuestra contra? Debemos entonces repetir estas tres palabras: Esto pasará también.
“ Me reiré del mundo, pintare este día con risas, pondré marco a esta noche con una canción..” Pergamino # 8 - Hoy multiplicaré mi valor en un ciento por ciento.

Hoy multiplicaré mi valor en un ciento por ciento. ¿Y cómo lograré esto? Debo fijar metas para el día, la semana, el mes, el año y mi vida. Nunca debemos preocuparnos por que nuestras metas sean demasiado elevadas, porque: " ¿No es mejor apuntar mi lanza a la luna y herir solamente a un águila que apuntar mi lanza al águila y pegarle solamente a una roca?"
“La magnitud de mis metas no me asombrara, aunque quizás tropiece antes de alcanzarlas. Si tropiezo me levantare de nuevo y mis caídas no me preocuparan..”

Pergamino # 9 - Procederé ahora mismo.

Toda meta y todo sueño carecen de valor sino son seguidos por la acción. Hazlo ahora, procede ya.
“Procederé ahora mismo porque el ahora es todo lo que tengo..”

Pergamino # 10 - Oraré pidiendo directivas y orientaciones.

‘Que hombre tiene tan poca fe que en un momento de gran desastre y de angustia no ha invocado a su Dios? ..”

“Mi vida no tiene que estar saturada de religión para reconocer este gran misterio de la naturaleza. Todos los seres que andan por la tierra, incluso el hombre, poseen el instinto de clamar pidiendo ayuda..”

No debemos orar pidiendo cosas, debemos orar pidiendo directivas para lograr estas cosas. Lo primero conduce a la pasividad, lo segundo a hacernos las preguntas que nos conducen a lograr el éxito.

---------------

Me propuse compartir estos pergaminos con ustedes porque pienso que la sabiduría que encierran debe ser transmitida y además lo hago también por karma, se da para recibir. Si puedan conseguir el libro le sugiero leerlo completo, porque quizás lo que para mi es importante no lo es para ustedes, yo solo he escogido algunos puntos, y como todo en esta vida no deben seguirse ciegamente sino que tenemos que aplicarle nuestra propia lógica y hacerlos validos para nosotros mismos.

Un saludo lleno de buena vibra!

lunes, 8 de junio de 2009

Ciudadana del Mundo

Si hace algunos años me preguntaban que lugares quería conocer en el mundo mi respuesta era la siguiente:
-Venecia (no se exactamente porque pero creo que tenia una idea romántica de las góndolas)
-Trujillo de Extremadura, porque quería saber de donde carijo salieron Pizarro y algunos de los otros “conquistadores” de mi país, además de ver que influencias de ese Trujillo se habían dejado en nuestra patria.
-Egipto, porque me apasionaba la historia de los faraones, de las pirámides y de cómo las hicieron
-México, por su historia, y porque crecí viendo a Chespirito y a Cantinflas y ni que decir de las rancheras que mi mama solía escuchar. (Aunque a decir verdad con mi madre iba de las rancheras a los valses peruanos, luego a los boleros y finalmente a la música de la Sonora Matancera… )
-Algún país Africano, por los Safaris y los animales
…..y eso era todo, no aspiraba a conocer ninguna otra ciudad o país, ni me llamaba la atención ninguna ciudad Europea ni norteamericana y no se decir porque…

Hasta los 25 años había viajado mucho dentro de mi querido Perú, costa, sierra y selva, pueblos y ciudades, caminatas eternas y campamentos, pero no había tomado ningún vuelo para salir del Perú; conocía los países limítrofes, pero solo hasta las ciudades fronterizas. Mi deseo de viajar fuera del Perú para conocer otras ciudades seguía intacto pero aun no se había dado la oportunidad: primero por falta dinero… y cuando tuve dinero por falta de tiempo.

Por cosas de la vida, yo, que me declaraba mil veces enamorada del Perú y que no había pensando en cambiar mi país por ningún otro, llegue a vivir a Holanda (una historia que contare en otra ocasión) y como a mi esposo holandés y a mi nos une la pasión por viajar (y la misma profesión) empezamos a recorrer de la mano otros países. A medida que viajaba mis horizontes se ampliaban (al igual que al conocer los pueblos peruanos), aprendía, respetaba, admiraba, me sentía mas humilde, me admiraba de pertenecer a este mundo y empezaba a considerar que no solo Machu Picchu era una maravilla sino que el mundo estaba lleno de maravillas pequeñas y grandes, y que en cada país y cultura habían cosas por descubrir. Viajar me enseño, y me sigue enseñando, me dio tolerancia y siento que me da sabiduría.
Quizás suene utópico pero a veces siento que a mi me gustaría ser Ciudadana del Mundo: un mundo sin visas, sin prohibiciones, sin fronteras (a pesar de que entiendo la necesidad de ellos) pero si mundo con amabilidad, con admiración, con respeto. Me pregunto además si con esto se conseguiría igualdad en el mundo?



Ahora mismo viajo con pasaporte holandés, a pesar de haber nacido en Perú… y porque? Porque para viajar y ser turista, lamentablemente solo el pasaporte Holandés me abre todas las puertas sin ningún tipo de restricciones. Injusto? Si. Me indigna? Si. Lo entiendo? A veces. Quizás algún día nuestros gobernantes nos dirijan a un mundo con mas justicia, donde la utopia de ser Ciudadano del Mundo se pudiera hacer realidad.

Mi lista original de ciudades que visitar aun no ha sido cumplida, aunque falta muy poco… y en cambio nuestra lista se ha ido ampliando y aun nos falta mucho, muchísimo, por conocer aunque con dos niños pequeños en casa se hace ahora un poco más difícil. También debo confesar que algunas veces he sentido sana envidia por aquellas personas que dejan lo material de lado y dedican uno o mas años de su vida a viajar, guardo recortes de historias de este tipo y sueño con ellas, con la pregunta de si algún día tendré los cojones para dejar todo por dos años y dedicarme a vivir mi sueño.

Hace casi dos semanas mi esposo me tenía preparada una sorpresa, ya me había dicho que viajaríamos, pero no me había dicho adonde. Llego el día esperado, cogí la maleta y salimos rumbo al aeropuerto, sin que hasta ese momento yo supiera el destino. En el auto me dio un regalo, lo abrí y era un “Lonely Planet” (guía turística) de Nueva York. Nunca tuve el “sueño americano” pero la idea de conocer la ciudad donde conviven tantas nacionalidades y culturas me emociono. Nueva York es ciudad fascinante por donde se le mire pero más allá de todos los atractivos turísticos lo que más me impresiono fue su historia.

Me sumergí con interés en los paneles de información de Ellis Island, camine en esa gran sala (ahora museo) donde llegaban todos los inmigrantes de distintas partes del mundo, allá por los años 1890, y cada paso me traía una sensación rara e intensa… las fotos, la información… no podía evitar conmoverme al pensar en esos 12 millones de seres humanos, de distintas partes del mundo, todos con la misma meta: construir un futuro, una nueva vida, empezar de nuevo, formar una nación.

El corazón se me encogía al pensar en el trayecto de cada una de esas personas, cada una siguiendo su propio sueño.
Leía sobre el tiempo de espera en los botes para pasar inmigraciones, a veces días y días sin comer y sin agua; leía sobre las inspecciones médicas y pensaba en los sueños desechos; veía las fotos y sus sonrisas y pensaba en la esperanza y en el poder humano de siempre empezar de nuevo...
...Y entonces allí, en el Ellis Island de Nueva York, volví a soñar, a soñar en la utopía de ser Ciudadana del Mundo.

jueves, 14 de mayo de 2009

Tres Historias Cortas

ANTES DE AYER
1.-Había nacido en un pueblo de la Sierra Limeña, allí donde el cielo aun es de un azul hermoso y en las noches claras casi se pueden tocar las estrellas. De padre desconocido, de la madre no guardaba muchos recuerdos porque murió cuando ella era muy pequeña. Creció entre tíos y demás familiares y no tuvo la oportunidad de ir a la escuela, porque en esa época las mujeres del campo no tenían ese privilegio y porque desde pequeña tuvo que aprender a valerse por si misma y a trabajar la tierra.
La tierra le daba lo que no encontraba en casa, le daba sus frutos, le daba paz, le daba seguridad, pero sobretodo le daba libertad. Se trabajaba duro, desde la madrugada hasta muy entrada la tarde pero ella no conocía otra forma de vida así que esto le parecía normal. El arduo trabajo y la falta de amor curtieron su alma y se volvió solitaria y algo triste, pero tenia espíritu indómito y un alma honesta… y ellos fueron su salvación.

Ella creía en la gente, a veces creía a ciegas y su ingenuidad campesina la hizo caer varias veces, tuvo 7 maridos y 6 hijos y solo en sus años viejos pudo encontrar a su otra mitad.
En el duro proceso de su vida aprendió sola y como pudo; cometió miles de errores como madre porque no sabía hacerlo mejor, pero como abuela fue para una de sus nietas la mejor.
Esa nieta la adoraba, la quería con dolor, y en las noches en las que tenia miedo se deslizaba en silencio dentro de su cama para calmar las tristezas y miedos de su corazón de niña. Juntas compartieron tardes eternas sentadas en un banquito viendo a la gente pasar, juntas caminaron lugares peligrosos ajenas a lo que pasaba alrededor y juntas compartieron en silencio los días en que estaban solas porque no había necesidad de hablar, sus almas ya se conocían. Y en los días en los que el vicio la venció, ambas se dieron la mano y se ayudaron mutuamente sin saberlo.

Su carácter nunca cambio, fue solitaria, algo triste y cascarrabias hasta el final de sus días y aunque le espantara a los compañeros de clase y refunfuñara todo el tiempo, para su nieta ella era su compañía, su “buelita”, su mitad… y la amaba con todas sus fuerzas.
Murió cuando su nieta tenía 13 años y aunque su nieta aun era una niña, un pedacito de su alma se fue con ella. Ahora su nieta tiene 35 años y quisiera poder recordarla más.
Gracias Abuelita.





AYER
2.-La historia de su madre se repetía en ella una generación mas tarde, su niñez también había sido difícil, no pudo terminar la primaria porque tuvo que trabajar junto a su madre desde muy pequeña, empezaban muy temprano en la madrugada vendiendo verduras y a sus 10 años ya era responsable de sus hermanas menores, de la cena y hasta de su propia madre.

Ahora tenía una hija y era madre soltera pero sabia lo que tenia q hacer, sabia que solo había una solución y se aferro a ella para poder sacar adelante a su niña. Había cuentas que pagar, una casa por construir, una educación que otorgar. Sabia que las luchadoras no nacen, las luchadoras se hacen y por eso con dolor en su corazón la dejo para poder trabajar. Necesitaba moverse, necesitaba viajar, necesitaba vender, no podía quedarse esperando a que las cosas pasaran solas y por eso tomo esa decisión.

No quería que su historia se repitiera en su hija y con ese pensamiento la dejo atrás con amigos, familiares y con su mama cuando era posible y la dejaba con el amargo presentimiento de no saber que diría su hija cuando creciera y si entendería o no sus razones.
Cierto es que hoy en día su hija no es todo lo cariñosa que ella quisiera y que a veces ambas actúan como dos desconocidas, sin embargo ella es la persona que su hija mas admira y aunque su ausencia haya sido la causa de muchas penas su hija entiende que el pasado no se puede cambiar y que hay que quedarse con las cosas buenas.

De ella su hija aprendió el significado de la caridad, a hacer el bien sin mirar a quien, a ser honesta, a entender que todos las razas somos una, a luchar porque esa es la manera de conseguir tus sueños, a respetar al grande y al chico por igual y a respetar a los que piensan diferente… y aunque muchas veces su hija tiene problemas para equilibrar la balanza de su vida tal como lo aprendió de su madre, lucha cada día por no defraudarla y porque dentro de todo ella sigue y seguirá siendo la persona que su hija mas admira en esta vida.


HOY
3.- “Siéntese señora” dijo una voz. El metro de Rotterdam volvió a ponerse en marcha y la devolvió al presente. La voz repitió: “siéntese señora”, sorprendida, ella voltea hacia los lados para ver a quien le hablan… le hablan a ella. Gracias dijo y se sentó.
“Señora” si , eso era ella ahora, aunque a veces aun le costaba aceptarlo porque siempre imagino que una señora era alguien de cierta edad, ya entrada en años, con hijos y quizás familia numerosa … pero..eso era ella ahora!

Ha cumplido ya los 35 años, reconoce que el tiempo ha pasado y que aunque siga teniendo el alma rebelde de siempre, el resto ha cambiado… quizás esta en la mejor etapa de su vida... quizás no… pero ya no es la chica de 20, que pensaba que los 30 nunca llegarían.
Aun hay días en que se mira al espejo y se pregunta si es ella, si sigue estando “allí”.
Algunas cosas han cambiado tanto… otras no… pero bueno, cambia, todo cambia

Señora, madre de dos hijos, dos diamantes que aun ella se pregunta si merece; hay días en que no puede creer que sean suyos, hay días en que quisiera ser mejor persona de lo que es para no fallarles, hay días en los que la paciencia le falta y llora llena de culpa… sin embargo esas dos sonrisas mas grandes que el sol le dan tranquilidad y al mismo tiempo le prueban que ella mas que una “señora” es una mama.


video

En los comentarios encontraran la letra de esta hermosa cancion!.. saludos

miércoles, 15 de abril de 2009

La Última Lectura

El verano esta por llegar y con el llega para mi el momento de re-organización: sacar todo lo que esta guardado, re-ordenar lo que quiero conservar y desechar lo innecesario. La luz del sol me llena de energía y empiezo a revisar todo lo que esta en los cajones largo tiempo olvidados, en el closet, en mis papeles, en casa, en mis metas y sobretodo en mi alma.

Es algo difícil “limpiar” mis pensamientos, re-evaluar mis sueños y metas; trato de ser realista para algunas cosas, trato de conservar algunos sueños que aun podrán ser realizados y otros que quizás no pero en los que aun no he perdido la esperanza, trato de desechar los imposibles o de buscarles alternativas para hacerlos posibles y por encima de todo trato de limpiar mi alma, de perdonar, de olvidar tristezas y rencores del pasado que a veces regresan y que no me permiten seguir mi camino sin cargas. Pienso en lo que tengo y doy gracias; pienso en lo que soy y doy gracias; pienso en adonde voy y vuelvo a dar gracias, para que mi camino se llene de paz, para tener la paciencia que siempre me falta y para que la luz que me acompaña siga estando allí.

Mi papa Augusto murió a los 67 años, hace ya casi dos, significo mucho en mi vida.
Llego a mi casa cuando yo era muy pequeña, llego como mi “padrino” y se quedo como mi papa. De el aprendí a querer los libros, a amar la lectura, a leer el manual de Carreño, a Sofocleto y a leer las Tradiciones Peruanas de Ricardo Palma cuando aun no cumplía los 10 años. Me enseño mucho, y aunque cometió muchos errores, algunos de ellos graves, no puedo juzgarlo, porque una parte de mi me dice que todos aprendemos en nuestro camino por esta vida, que todos cometemos errores y que la vida misma se encarga de pasarnos la factura por ellos.
Los últimos 15 años de su vida mi papa Augusto sufrió mucho, enfermo, tuvo un derrame cerebral del que se repuso después de un largo tratamiento, luego empezó a someterse a diálisis durante casi 10 años, cada 2 días, para limpiar su sangre porque sus riñones ya no funcionaban; entro en coma por un par de semanas… y cuando ya todos pensamos que era el final, la vida le dio una oportunidad mas y regreso del coma y vivió casi 1 año mas para conocer a mi primer hijo. Murió en casa, según me cuentan mis hermanos tranquilo, viendo televisión, simplemente dejo de respirar, no sufrió, se fue con esa muerte tranquila que muchos deseamos cuando pensamos que algún día llegara ese momento, supongo que ya había sufrido demasiado y por eso la vida lo premio con esa muerte. Siento que se fue en paz y eso me da alegría.
Algún doctor le dijo que el era un gato de 7 vidas y cada vez que el me decía “ya me muero” “ya voy a morir” yo le repetía, en tono de broma y amonestación a la vez, que el viviría hasta los 100 años o mas, porque las culpas se pagan aquí en la tierra, porque no hay cielo ni infierno y porque tenia cuentas por saldar. Quizás suene muy frío o muy malo, pero yo tenia mis razones y el sabía que lo quería, aunque a mi modo, porque después de todo era mi papa y aunque aun guardo sentimientos mixtos al final trato de quedarme con lo bueno y perdonar lo malo... porque no podría seguir viviendo si no fuera así.

Revisando entre mis papeles, encontré uno escrito (copiado) por el puño y letra de mi papa Augusto, no se exactamente cuando lo copió, no se si cuando ya estaba enfermo, pero yo lo guarde como guardo todas las cosas que pienso que me servirán y que será bueno leerlas de cuando en cuando... He vuelto a leer este papel hoy, después de varios años y ahora le encuentro mas significado aun, si fuera eso posible. Es originalmente escrito por J.L. Borges (escritor argentino 1899-1986) y lo copio aquí porque el mensaje que lleva es simple y directo, es un mensaje de vida… y porque aun estamos a tiempo.



“Sí pudiera vivir nuevamente mí vida, en la próxima trataría de cometer más errores. No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más, sería más tonto de lo que he sido, de hecho. Tomaría muy pocas cosas con seriedad, sería menos higiénico, correría más riesgos.

Haría más viajes, contemplaría más atardeceres, subiría más montañas, nadaría más ríos. Iría a más lugares adonde nunca he ido, comería más helados y menos habas, tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personas que vivió sensata y prolíficamente cada minuto de su vida, claro que tuve momentos de alegría.

Pero si pudiera volver atrás trataría de tener solo buenos momentos.

Por si no la saben, de eso está hecha la vida, sólo de momentos, no te pierdas el ahora.

Yo era uno de esos que nunca iban a ninguna parte sin un termómetro, una bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas, si pudiera, volvería a vivir, viajaría más liviano.

Si pudiera volver a vivir comenzaría a andar descalzo a principios de la primavera y seguiría así hasta concluir el otoño, daría más vueltas en calesita, contemplaría más amaneceres y jugaría con más niños, si tuviera otra vez la vida por delante.... Pero ya ven, tengo ochenta y cinco años y sé que me estoy muriendo...”

------------

Además, quiero compartir aquí un video, se llama la “Ultima Lectura” de Randy Pausch, un profesor de Informática que murió en julio del año pasado, a los 47 años. Vi el video hace algunos meses y pensé que valía la pena compartirlo… esta es la única versión con subtítulos en español que he encontrado y aunque la traducción tiene varios errores, al menos tendrán una buena idea de su mensaje.

video

Un saludo a todos y bueno... volvamos entonces a caminar bajo la lluvia sin paraguas, a contemplar mas amaneceres y a tener mas problemas reales y menos imaginarios, no?

viernes, 27 de marzo de 2009

Sobre gustos y colores... no han escrito los autores (continuacion de la Patita de Pollo)


Hace poco salio publicado en el blog “Yo también me llamo Perú” de El Comercio, un articulo que envié un tiempo atrás. En el articulo hablaba de las diferencias culturales entre un país cualquiera y nuestro Perú, de manera general citaba algunos ejemplos y en una de las líneas mencione al “aguadito” que cocina mi mami, un aguadito de menudencia (con cuellitos, alitas y patitas de pollo).
La patita de pollo levanto polémica (http://blogs.elcomercio.com.pe/yotambienmellamoperu/2009/03/choque-cultural-al-reves.html#more) , algunos peruanos comentaron con asombro que no podían ni imaginar comerse una patita de pollo y a mi esos comentarios de sorpresa me causaron gracia. Una amiga mía aquí en Holanda sugirió que la patita se había vuelto famosa y que merecía una pagina de hi5 o Facebook, eso si manicure (o pedicure?) de por medio.
Al inicio pensé en escribir este artículo a manera de broma, quería empezar con algo así como “Érase una vez una patita” o empezar al estilo de la antipática Laura Bozzo “…Que pase la patita” (jaja me río yo sola)…sin embargo me di cuenta de que el tema es serio y que da para mucho mas que una simple broma, además de darme la excusa perfecta para hablar de las diferencias culturales en la comida.

Una de las cosas que sin lugar a dudas se extrañan más al salir del Perú es la comida. El peruano esta acostumbrando a comer rico y somos tan afortunados que gracias a la diversidad de nuestra tierra comemos fresco y variado.
En la página de promoción del Perú (Perumuchogusto.com - les sugiero leer la introducción) hacen una descripción perfecta de lo que significa la comida para el peruano, copio aquí algunas líneas, porque según mi modesto entender esas líneas encierran en gran medida el sentir de los peruanos respecto a nuestra comida:
“Cuando oigan decir a un peruano que la nuestra es la mejor cocina, recuerde siempre que este nada ingenuo atrevimiento nos lo da el pensar que si de sexto sentido se trata, los peruanos tenemos dos veces el del gusto.
Comer en el Perú, es un viaje en sí mismo. Desde el prodigioso mar peruano del que salen como nadando nuestros cebiches, pasando por los Andes y sus cientos de variedades de papa, hasta la Amazonía, cargada del exotismo de una cocina misteriosa y natural, tenemos una sola gran ruta que hace del Perú un único territorio, la ruta que delinean nuestros sabores.
Cocinar bien y entender de buen comer es tal vez la costumbre más extendida entre los peruanos. Comemos de todo y en todas las ocasiones. Cuando nacen nuevos, cuando mueren viejos, cuando los niños se hacen adultos, cuando queremos decir la verdad o alguna que otra mentira, para seducir, convencer o amar. Un testigo sin omisión es siempre una mesa bien servida!..”




















Por todo lo antes mencionado, es lógico sentirnos orgullosos de nuestra comida y es lógico también que esta sea una de las cosas que mas extrañamos y mas comparamos con la comida del lugar al que llegamos. Esto unido a nuestro temperamento, nos hace caer en extremos y nos hace caer en un poco de intolerancia, afirmando que lo nuestro es mejor que todo lo demás (pero es que si lo es! jaja). Que puedo decir? También yo me he sorprendido a mi misma cometiendo este “atropello” a otras culturas.

La lista de platos típicos peruanos es innumerable, la patita de pollo es parte de la cocina popular y parte de nuestro riquísimo bagaje culinario, que igual no tiene por que gustarle a todo el mundo. Una patita de pollo (en mi caso sin uña :)) en un aguadito es tan rica como una Patita con maní, un cau-cau, un mondonguito a la italiana o unos anticuchos! Todos ellos son “menudencia” y todos ellos arrugarían la frente de un extranjero promedio, y por lo que veo a algunos peruanos también. La comida peruana es tan variada y el Perú tan diverso con su costa, sierra y selva que también es comprensible que no por ser peruanos nos tenga que gustar todo lo que se come en el Perú.

Vivo en Holanda hace 7 años, los primeros 2 años no lograba acostumbrarme a muchas de las cosas que son tan diferentes aquí, a pesar de ser muy libre de ideas y no tener ningún problema en probar todo lo nuevo sin limitarme o encerrarme en que solo lo mío es lo mejor, igual extrañaba la comida peruana. El primer año me pase preguntando en el foro de peruanos de El Comercio donde podía conseguir el ají amarillo y el ají especial para cocinar en Holanda (muy difícil, hasta ahora lo tengo que traer de Perú para hacer un estofado o un ají de gallina como Dios manda). Además, también me quejaba de no encontrar muchísimas otras cosas más (limones, frutas, choclos, gelatina, manjarblanco, etc), sin embargo con el tiempo aprendí que no era tan difícil, que quizás sabia algo distinto, pero que con un poco de arte tampoco era tan diferente (o será que ya me acostumbre?). Ahora ya se que tengo que ir a la sección de “productos exóticos” en algunos supermercados, al mercado de los turcos o a un “toko” (tienda de productos extranjeros) y que encontrare casi todo lo que busco.

La comida holandesa es, para un peruano, muy simple. En realidad hay muy poco “típico” holandés. Aquí se come mucho pan de molde y mucha papa, al holandés promedio no le gusta mucho el arroz. Prefieren las papas y la pasta. Además aquí un almuerzo es un pan de molde con algo dentro, normalmente frío (el primer año yo me quejaba de pasarme el día tomando “desayuno” por la cantidad de pan de molde que se come al día), la única comida caliente es la de la cena.
Una comida típica aquí es un “prakkie”, es decir papas sancochadas aplastadas como para puré y mezcladas con alguna verdura de estación, esto acompañado con alguna porción de carne, mayormente cerdo o salchichas. Además de esto hay muy poco típico, alguna sopa, un tipo de buñuelo, un tipo de alfajor, el arenque (pescado crudo ahumado) y por lo demás muchas cosas adaptadas de otras culturas (de Indonesia, China, Vietnam). Como ven nada sofisticado, muy simple, pero no por eso menos rico.


Comerme el arenque (haring) el primer año fue una experiencia horrible. Lo deteste. Sobretodo por que me lo dieron a comer según costumbre holandesa (agarrándolo de la cola y recibiéndolo con la boca abierta). Ni más me dije. Sin embargo lo probé una vez un año después a insistencia de mi suegro, luego una vez mas y otra, hasta que hace poco termine comprándolos yo misma, ya no me parece malo, eso si con cebollitas y dentro del pan. Mi esposo tuvo una experiencia similar con el ceviche. El primer año lo detesto, decía que era pescado crudo (a pesar de que le explique que se cocinaba con el limón) y que además tenía demasiado limón.
Sin embargo mírenlo ahora, comía un poquito a insistencia mía, luego empezó a picar de mi plato y ahora en cada viaje a Perú el se pide un buen plato de ceviche para el solo (y con canchita por favor!).

Este es el gran choque cultural aquí en Holanda para un peruano acostumbrado a comer tan variado, entonces se entiende que nos pongamos tan nacionalistas en lo que a comida se refiere. Sin embargo trabajar en una empresa multinacional aquí en Rotterdam y viajar un poco por varios países me ayudo a controlar ese grito de “no hay nada mejor que la comida peruana”. Tengo colegas de diferentes nacionalidades: holandeses, chinos, tailandeses, griegos, alemanes, rusos, turcos, afganos, antillanos, franceses e italianos. La hora del almuerzo es una hora de fiesta, porque a excepción de los holandeses y alemanes, todos los otros llevamos algo que no sea solo pan, alguna veces he llevado yo algo peruano, una causa, un ají de gallina, un arroz con pollo, que han causado sensación entre mis colegas, pero de la misma manera me he tenido yo que sacar el sombrero por los platos tailandeses, antillanos e italianos entre otros.
Igualmente viajando en otros países como Portugal, Grecia, Turquía, etc he probado platos muy buenos que me han hecho controlar un poco, aunque no del todo, mi excesivo orgullo por la comida peruana y me hacen recordar que aunque algo sea muy rico para mi, no tiene porque serlo para la otra persona y viceversa.

Mi madre aun me sigue enviando mi sobrecitos de comida peruana, para cuando me antojo de cosas que definitivamente no podré encontrar aquí (mazamorra morada, olluquito, carapulcra), ya se que no es lo mismo, pero con un poco de arte transformo la comida del sobrecito en una buena replica del original (como dice el dicho a falta de pan, buenas son tortas) y con lo demás me las apaño bastante bien y sobretodo ya no me quejo, ahora comemos muy democráticamente en casa: internacional, holandés y peruano!

Buen provecho!

miércoles, 18 de marzo de 2009

La patita de pollo que levanto polémica (ya estoy aquí!)


Estoy de regreso. Mi segundo bebe nació por cesárea hace ya 5 semanas, mi pequeño R es precioso, no puedo ocultar mi orgullo…
Tenías razón querida Gi, el amor es “extendible”. El amor que siento por el es igual al que siento por mi primer hijo. Desde que se movía en mi vientre sentía algo especial, aunque no estaba segura de si seria igual; sin embargo todas las dudas desaparecieron el pasado 9 de febrero, cuando vi su carita por primera vez y pensé que era una belleza!
Ahora q lo tengo conmigo, los veo a los dos.. y comprendo que son mi adoración y no hay diferencia entre uno y otro.

Estas 5 semanas pasadas han sido duras, pero poco a poco me voy acostumbrando a mi nueva familia de a cuatro. Honestamente siento que todo es un poco más fácil que la primera vez, aunque las noches siguen siendo difíciles porque mi chiquitín nos deleita cada dos horas y media con su “bella voz” (léase gritos) y mi esposo y yo andamos en permanente estado de soñolencia, pasamos las mañanas cual zombies, nos recuperamos en las tardes, para empezar de nuevo en las noches. Gajes del oficio.

Sin embargo, últimamente no es solo mi hijo el que me mantiene despierta, mis pensamientos también han despertado, han vuelto al ataque y tampoco me dejan dormir.

Me sorprendo a mi misma a las 3 de la mañana, después de acostar a mi bebe, buscando papel y lapicero, para poder descargar las ideas, de lo contrario seguirán dando vueltas en mi mente y seguiré sin dormir.
Antes de anoche no encontré lapicero a la mano (maldición, pensé!… mis cambios de humor van desde “amo al mundo” a “ahhhh cállate”). Cogí el celular, busque “notas” y empecé a escribir ahí algunas palabras, después me dormí. A la mañana siguiente leí lo que había escrito y no le encontré sentido… que quería decir? Entonces pensé: Necesito una pausa entre biberón y pañales. Tengo que volver a escribir, algo, lo que sea, y llegue a la conclusión de que escribir es más que un hobby, es una necesidad.

Con este mensaje quiero simplemente saludarlos a todos, agradecer todas las atenciones y toda la buena vibra que me hicieron llegar durante las semanas pasadas, y aunque aun sigo algo desconectada y en periodo de “cuna” poco a poco vuelvo a retomar (con brazos abiertos y gran sonrisa) mi camino.

Para terminar les cuento, que hace unos 3 meses (cuando empece el blog) envíe una copia de la entrada a el blog de “yo también de llamo Perú” de El Comercio. Esta semana fue publicado (y si no era mi por mi buena amiga M ni me enteraba!).
El “post” recibió mas de 40 comentarios y lo que mas gracia me causa es que la “patita de pollo del aguadito” causo polémica :).

Aquí el link de El Comercio con mi historia http://blogs.elcomercio.com.pe/yotambienmellamoperu/2009/03/choque-cultural-al-reves.html
…Y mis comentarios sobre ese tema los haré en mi próxima entrada! :)

"Caminante, son tus huellas el camino y nada más
caminante, no hay camino, se hace camino al andar.
Al andar se hace camino y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar"

Hasta la próxima semana!

lunes, 26 de enero de 2009

DOS MILAGROS

“pedí TODO para disfrutar de la VIDA, pero recibí VIDA para disfrutar de TODO”

Escribir para mí es mucho más que una manera de dar mis opiniones: es una manera de exteriorizar mis sentimientos, de revivir recuerdos y en algunos casos de espantar penas o exorcizar fantasmas del pasado. Hoy, a casi dos semanas de recibir un nuevo regalo de la vida, he querido compartir esta historia, un camino largo que empezó hace varios años, un cuento con final feliz.
A veces los seres humanos buscamos y pedimos “milagros’, pero buscamos muy lejos y no nos damos cuenta de que ellos ocurren diariamente en nuestras vidas, que suceden aunque no los notemos: una mirada, un favor, un abrazo, una sonrisa, ver a un niño dar sus primeros pasos.
Este es un diario de dos milagros, uno que nació en octubre del 2005 y otro que esta por suceder.

Algún mes del 2001
Salía del hospital, acababa de tener una cita con mi ginecólogo que después de algunos exámenes me había dicho que debido a una complicación en el útero no podría tener hijos, que lo más probable era que en el proceso de curarlo seria necesaria retirarlo.
Lo que me dijo me dejo en shock, no es que quisiera tener hijos en ese momento, nada que ver, pero estaba casi segura de que llegaría el momento en que los querría… no era eso lo que la mayoría de mujeres consideraban un hecho que tarde o temprano se daría? No era eso lo que casi toda mujer anhela: formar una familia, tener hijos?
No es que yo fuera una chica tradicional...tenia ya muchas ideas que no encajaban en lo que se describía como “tradicional”, independencia y carrera eran mas importantes para mi en ese momento que formar una familia, los hijos no estaban en mis planes inmediatos, pero sabia que eventualmente eso que llaman “instinto maternal” despertaría, pensaba que quizás en algunos años también querría esa imagen de la mesa familiar llena, riendo, compartiendo, comiendo juntos…
Y ahora...que sucedería? Seria menos mujer porque no podía tener hijos? Que diría mi madre? Soy su única hija mujer! Estoy segura de que ella querría nietos… y que diría mi pareja? No era eso lo que la mayoría de los hombres tarde o temprano (quizás mas tarde que temprano) querían? Un hijo, alguien que lleve el apellido?
No sabia que pensar, salí triste del hospital y sin querer un par de lágrimas rodaron por mis mejillas... hasta ese preciso momento nunca me había dado cuenta de que tanto me importaba ese tema: tener hijos algún día.

Camine un par de cuadras, busque un teléfono público y antes de llamar a mi mama, llame a mi pareja (al que ahora es mi esposo). Llevábamos juntos casi un año... juntos es un decir, porque yo vivía en Perú y el vivía en Holanda, y nos veíamos cada 3 meses mas o menos. Marque larga distancia internacional, escuche su voz y nuevamente un par de lagrimas salieron de mis ojos..
-que pasa amor? Porque lloras?
-lo siento amorcito, acabo de salir del doctor.
-que dijo?
-dice que nunca podré tener hijos. Lo siento, quizás debes pensarlo bien antes de seguir conmigo, yo no podré darte una familia, nunca hemos hablado de esto, pero ahora que lo se…no se... Quizás te suena fuerte... lo siento… (Me escuchaba a mi misma y no podía creerlo! Era yo? Hablando así? )

El me escucho en silencio, se quedo callado por medio minuto y me contesto:
-Escúchame, escúchame bien, yo te quiero a ti, te amo a ti, no porque quiero que seas una maquina de producir hijos! …
-¿pero..?
Y eso fue, eso fue todo, no se volvió a hablar del asunto hasta la próxima vez que nos vimos, al final yo misma me dije: que tal drama! Tampoco es para tanto... si no se puede, no se puede pues.. Que vas a hacer? Adoptaremos...hay tantos niños que necesitan hogar!..

Noviembre del 2002
Ya llevaba viviendo en Holanda casi 1 año, acabábamos de casarnos, todo iba viento en popa… uno de esos días tocamos el tema: hijos? Seria bonito no? Pero ...no puedo, no podemos.. aunque podríamos ver a un especialista aquí.. Quizás aquí (en Holanda) sea diferente!... no se pierde nada intentándolo.
Fuimos juntos a un hospital holandés, después de algunos exámenes la respuesta fue esperanzadora: era difícil, había que empezar un camino largo que duraría un par de años, pero no era imposible, solo había que desearlo con todo el corazón, seguir el tratamiento y tener una operación.
Mire a mi esposo... claro! Por supuesto que lo deseaba con todo el corazón!
Cuando llegue a Holanda ya sabia que era lo que quería: quería ser feliz, poner mi familia, la familia que iba a formar con mi pareja, por encima de todo... deje mi país, deje mi propia familia, deje mi trabajo, y solo me propuse ser feliz con la persona que amo, mi compañero en esta vida...había escogido empezar una vida juntos y que mejor que empezar algo nuestro, tener un hijo, un pedacito de los dos... si! Seguiría el tratamiento, no importaba cuanto tomara...
Que tradicional me había vuelto!...

Ya con un año viviendo en Holanda, también me daba cuenta de que la cultura era diferente aquí, por supuesto una mujer es una mujer en todas partes del mundo, es decir, la gran mayoría de nosotras queremos tener hijos, pero aquí en Holanda, habían muchas parejas que optaban por no tenerlos, por conservar la independencia u optaban por tenerlos después de los 32, 35 cuando ya tuvieran una carrera y hubieran logrado sus objetivos… pensaba en Perú, donde estas cosas también van cambiando, pero donde aun una mujer de mas de 30 años sin hijos esta un poco en “apuros” como dicen las otras mujeres de la familia… “se te va el tren” :) ... aquí no se siente esa presión.
Aquí el punto de vista holandés es primero la pareja (tampoco quiero ser extremista y decir que el amor hacia los hijos es menos, es simplemente igual) y también lo entiendo, los hijos algún día se irán y empezaran su propia vida; tu pareja, si la elegiste correctamente, te acompañara hasta el final.

Algún mes del 2003
Empecé el tratamiento, pastillas y mas pastillas, ahhhh me volvían loca, mas de lo que ya lo era, mis hormonas conspiraban contra mi y despertaban reacciones inesperadas, a veces incontroladas… momentos de furia, momentos de tristeza y llanto, momentos de desesperación y soledad… me aferre a mi esposo, me aferre a mis nuevos amigos en un país tan lejano del mío, me aferre a mi nueva carrera, que era diametralmente opuesta a lo que yo hubiera querido hacer, pero no podía quejarme, yo había escogido ese camino, no habia vuelta atrás..Solo había que seguir mirando hacia delante.

Llego noviembre, mes de la operación, me pase una semana internada en el hospital con fuertes sedantes para el dolor, y un mes de descanso en casa porque no podía caminar, al menos las primeras dos semanas… extrañe Perú, extrañe a mi familia, pero no quería ponerlos tristes, así que decía solo la mitad de lo que pasaba o de lo que sentía… Mi esposo siempre a mi lado, los dos juntos salimos adelante y a las 3 semanas salio de nuevo el sol, ya no me dolía tanto, ya no parecía tan malo, ya todo se veía positivo de nuevo (el tiempo siempre te convence al final de que nada pudo haber sido tan malo como parecía).

Enero del 2004
La operación había sido un éxito, solo tendría que seguir un tratamiento post operatorio mas, esperar algunos meses de recuperación y todo estaría en regla. Más pastillas. En 6 meses podríamos intentar ser padres!

Enero del 2005
Hacían meses que lo intentábamos, la desesperanza nos ganaba, no pensábamos que fuera tan difícil! Hay tantos embarazos indeseados! Tantas chicas jóvenes que quedan embarazadas sin querer!... porque no era posible?
Nos fuimos de vacaciones en Febrero, empezaba a sentirme siempre cansada, siempre con sueño, que raro! Decidí hacerme la prueba de embarazo una vez mas, esta vez a solas, porque no quería desilusionar nuevamente a mi esposo, espere nerviosa un par de minutos… y si, ahí estaba, la línea azul que había buscado en mis sueños y que ahora veía hecha realidad… Salí corriendo en busca de mi esposo y lloramos juntos de emoción, entonces ambos comprendimos que algo maravilloso había ocurrido y aceptamos que nunca estuvo en nuestras manos, que son cosas que suceden cuando tienen que suceder, en un tiempo quizás predestinado. Mi primer gran milagro.

Junio a Setiembre del 2005
Nuestro primer bebe aun no había nacido, pero ya lo amaba, como toda madre cuando esta esperando un bebe, con toda la ilusión de verlo, tenerlo ya entre mis brazos, besarlo, olerlo y quererlo, no, no quererlo, amarlo, con A mayúscula, como dicen que solo las madres pueden amar…

En una cita el doctor me pregunto sobre el test que se hace a las embarazadas de mas de 30 años, para saber sobre los riesgos de tener un bebe con síndrome de down.... mi esposo y yo nos miramos, lo hablamos y decidimos que ese test no era necesario, ya estaba mi bebe creciendo dentro de mi, ya lo amábamos y sea como fuera siempre lo haríamos, nada iba a cambiar ese hecho.

La prima de mi esposo, también de nuestra edad, que no podía tener hijos, empezó casi al mismo tiempo los tramites de adopción, también para ella era un largo camino, y muy costoso, ellos adoptarían un bebe de China, que es el país que mas facilidades ofrece para adoptar, conversando con ella me di cuenta de que no podía quejarme, mis dolores y problemas eran físicos, los dolores de ella eran del corazón, y dolían tanto como los míos.

Mis malestares por el embarazo fueron de mal en peor, sobretodo las nauseas... todos me decían que desaparecerían al termino del tercer mes.... pues no, no desaparecieron, empeoraron y se quedaron conmigo hasta el quinto mes. Dormir se había convertido en una tortura, al trabajo iba con las justas, “jalando” la panza y contando los días para salir de licencia.... porque sentía que ya no podía mas.... no quería quejarme, pero toda esa primera experiencia de embarazada había resultado ser mucha mas difícil, dolorosa e incomoda de lo que pensé!

Le escribí una nota al bebe creciendo no solo en mi cuerpo sino dentro de mi corazón:
“Quiero verte, ya se que vendrás pronto…el doctor dijo que quizás un poco antes de la semana 40 y quizás por cesárea... Te digo la verdad no tengo miedo.... solo quiero que tu estés bien, sano, el modo en que vengas no me asusta... te hemos esperado tanto... que un par de semanas mas....ya no es nada.... pequeño bebe algún día cuando leas esto ya sabrás cuanto te amabamos, y veras que ese amor por ti ya existía, aun antes de que te hubieras formado y de que tus ojitos se hubieran abierto por primera vez en tu vida”

20 de Octubre del 2005
Mi pequeño Diego nació por cesárea un 20 de octubre a las 10:30 de la noche. Ingrese al hospital el 12 de octubre por una complicación de ultimo momento, tuve que quedarme ahí hasta el momento de dar a luz. Los doctores intentaron que naciera desde el 18 de octubre, induciendo el parto, pero no, mi pequeño era terco igual que la madre :) , lo intentaron de nuevo el 19, pero no pudieron “sacarlo” hasta el 20. Después de más de 10 horas sin resultados positivos, optaron por la cesárea.

Esta parte fue muy larga, prefiero evitar detalles, baste decir que jamás sentí un dolor parecido, un dolor de muerte supongo, un dolor que borra toda idea de tu mente y que solo te hace pensar en que termine ya, que quizás no aguantaras, un dolor que solo una mujer que ha dado a luz podrá describir, aunque dicen que cada mujer siente diferente.
Pensé en mi madre y por primera vez admire su fortaleza con toda claridad y sin cuestionar sus errores.

Los primeros meses
Había leído mucho sobre el parto, y sobre después del parto. También había leído sobre la depresión post parto, pero pensé que nunca sentiría eso, por dos buenas razones: una porque soy de naturaleza alegre, sin tendencia a depresiones y otra porque habíamos deseado tanto este bebe que todo solo podía ser felicidad. Me equivoque.

Es difícil de explicar lo que se siente, es una mezcla de emociones intensas: alegría, cansancio, mucho cansancio, inexperiencia, culpa, miedo, impotencia, dolor.
Supongo que muchas mujeres no hablan de esto, porque nos embarga un sentimiento de culpa, el pensar en el que dirán los otros, o el pensar que no somos normales, que hay algo que falla en nosotras.

Los dos últimos meses de embarazo habían sido muy difíciles, incómodos, dolorosos, tenia mucho cansancio, los días del parto igual, y ahora, de pronto había un bebe, que amaba con todo mi corazón pero al que no me sentía lista para cuidar, que no dejaba de llorar cuando yo solo quería dormir, que me obligaba a atenderlo cuando yo aun sentía mucho dolor. Me veía al espejo y no me reconocía... era yo? Había cambiado tanto!

El bebe no dejaba de llorar, a todo pulmón, y cada dos horas… mi esposo volvió al trabajo a la semana y yo me sentí caer, sentí soledad, sentí un hoyo negro profundo a mis pies, y empecé a llorar, tanto como el bebe, llorábamos juntos, el bebe lloraba porque esa era su forma de comunicar, yo lloraba de desesperación, de dolor por la cesárea, de nervios, de tristeza, de impotencia, de culpa, de sentir que lo amaba pero que no estaba lista y extraños pensamientos cruzaban por mi mente: Como hacerlo callar? Me asustaba de mis propios pensamientos, pero no quería compartirlos por temor y verguenza. Una voz interna me repetía: calma, calma y entonces empecé a tranquilizarme, poco a poco el dolor disminuyo, la depresión desapareció sola como había venido y a las 3 semanas todo volvió a la “nueva” normalidad y me fui acostumbrando a la nueva vida de padres, a la nueva vida sin dormir bien y levantarse de madrugada, a la nueva vida con nuestro pedacito de cielo.

Aprendimos que cada día al lado de un niño es una maravilla, cada nuevo logro, cada pasito, cada victoria que se refleja en su pequeña carita de triunfo, es una de esas cosas especiales que se quedan grabadas no solo en la mente sino en el corazón.
No es fácil, hay días muy difíciles, pero al volver la cabeza hacia atrás y evaluar el día a día te das cuenta de que valió la pena, y de que con sus mas y sus menos es una ruta que volverías a recorrer.

Diciembre del 2007
A cualquiera que me preguntara 2 años atrás si quería tener mas hijos, le hubiera dicho NO de inmediato, un NO rotundo, sincero, volver a pasar lo mismo? No estaba entre mis opciones!
Pero en el fondo… muy en el fondo, sabia que lo intentaría de nuevo, no quería que mi hijo crezca solo, quería que tuviera un hermano o hermana, alguien con quien compartir penas y alegrías, quizás el mejor de los amigos/as.

Revisamos con el ginecólogo, existían los mismos riesgos y las mismas probabilidades de la primera vez. Quede embarazada, pero esta vez algo no salio bien y la vida nos dio nuestro primer golpe como pareja cuando en marzo del 2008 nuestro segundo sueño no se hizo realidad.
Sin embargo la vida te quita y te da y en mayo del 2008, “quedamos” nuevamente embarazados! Mi segundo gran milagro.

Enero del 2009
Tengo ya casi 9 meses de embarazo, tengo una cesárea programada para dentro de 2 semanas, mi segundo bebe esta ya por nacer.
Esta vez es una sensación extraña, diferente de la primera vez. Los dolores y malestares son los mismos o peores, pero el sentimiento es diferente.
Lo he pensado un par de veces, porque se siente diferente, por que no hay la emoción de la primera vez? Las expectativas? la preparación? Como podré explicarle esto a mi segundo hijo luego? Me entenderá? Pensara que lo quiero menos por sentirme así? ..
Espero que no, lo he hablado con una amiga y me ha confirmado lo que yo mas o menos presentía, no es que vaya a querer menos a mi segundo hijo, es que simplemente lo vives de otra manera porque ya tienes a un angelito al lado, porque te levantas y te acuestas viendo su carita, y porque tienes la tranquilidad que todo estará bien y que de pronto serán 2 y no uno.

Es humano tener estas dudas, sin embargo también debo confesar que cuando el bebe se mueve en mi vientre me voy sintiendo mas y mas conectada y una sonrisa se dibuja en mi rostro al ver los movimientos de mi barriga. Ya se que esta ahí, ya se que pronto estará fuera, ya se que lo que se viene es difícil los primeros meses, pero también se que la recompensa es incomparable, porque si ahora mi vida tiene un solcito como Diego, pronto tendrá un sol y quizás una luna que alumbraran mis días y noches y marcaran mi camino.

Las noches son eternas, me duele mucho la espalda y la barriga, se me hinchan los pies y las manos, la ropa ya no me entra, estoy inmensa, y con mucho dolor en los dedos, casi no puedo tocar nada de lo hinchadas que tengo las manos, son una tortura.... pero todo, todo se va de mi mente cuando lo siento moverse.... cada movimiento suyo pone una sonrisa en mis labios y conforta mi corazón..... ya falta tan poco.... ahora mismo mientras escribo y lo siento moverse...me siento tan feliz, que el dolor de manos no importa mas...

Mi esposo esta igual que yo, nervioso pero feliz. La otra noche me dijo, con cierta preocupación en su tono de voz:
-otra vez empezamos! Otra vez se viene el “primer año” :)
Y yo le dije:
-Cierto, otra vez. Pero mira, mira lo que tienes ahora (y vimos a Diego). Entonces… todo estará bien.


Epilogo

Tener un hijo representa muchas cosas, un gran cambio en tu vida; pasar de un periodo de independencia a un periodo donde parte de tu libertad se perdió y por mas que quieras que todo vuelva a ser lo mismo de antes, ya no podrá ser, tu vida cambio para siempre y tus prioridades y responsabilidades son otras.
Esto no quiere decir que cambio para mal, NO! … solo que cambio, y que tienes que adaptarte al cambio y esto es mas difícil para algunos y mas fácil para otros.
Algo muy importante en ese cambio es no perder la vida de pareja, evitar caer en la rutina de criar a los hijos y olvidarse de que ellos son producto del amor, del amor hacia tu pareja.

El ser padres es un continuo proceso de aprendizaje. Es una responsabilidad muy grande, y de por vida, se disfruta mucho, muchísimo, pero también se sufre y mucha gente no lo dice por temor a que luego puedan ser calificados de ‘‘malos” padres… que tontería, aunque bastante entendible, hay mucha gente que se llena la boca diciendo como debes criar a tus hijos, cuando no tienen ni idea o cuando sus hijos están tan grandes que ya ni recuerdan como era!
El hecho de que uno se queje de lo duro que es ser padres, o tener bebes en casa, no quiere decir que no queramos a nuestros hijos, definitivamente no es así, simplemente a veces necesitamos una palabra de aliento para seguir adelante.

Me pregunto que otras cosas nos depara la vida en esta aventura de ser padres? Me pregunto si será aun mas difícil cuando crezcan, pero supongo que cada etapa tendrá sus cosas buenas y malas...y que por ahora debo disfrutar del presente, de lo que la vida me da.
“El pasado ya fue. El futuro no se conoce.
El presente es un regalo, por eso se llama “presente”
… y hay que aprender a valorarlo, quererlo y vivirlo”

Que si extrañamos algo del pasado? De nuestra vida sin hijos?..Si! DORMIR MAS! jaja :)

viernes, 9 de enero de 2009

MILO y LORENZA

Hace poco leí en uno de blogs de "El Comercio" una historia sobre la mascota de alguien muy conocido y esto me hizo evocar mi propia historia. Ahora he querido compartirla con ustedes. Esta es la historia de Milo y Lorenza, los únicos que alcanzaron categoría de mascotas en mi familia y de la que formaron parte durante muchos años.

Crecí con mi abuela materna (y vecinos o amigos cuando ella no estaba) durante mis primeros 8 años, esto fue antes de la llegada de mis hermanos, en la época en la que mi mama trabajaba frecuentemente fuera de Lima y viajaba por todo el Perú vendiendo.
Mi abuela (personaje muy simpático y que merece muchas, muchas líneas en este blog!) nació en el pueblo de Huarochiri, en la sierra Limeña, era negociante de pura cepa y adoraba criar animales en casa. Vivíamos solas (cuando mama no estaba), la casa era grande, en uno de los conos de Lima y ella compartía su tiempo entre criarme a mí y criar a los animales en casa.
No creo exagerar, si hago un recuento de todos los animales que llegaron a vivir al mismo tiempo bajo nuestro techo: un chivo, un cerdito (que nunca llego a adulto y no porque se convirtiera en lechón al horno, sino porque no supimos criarlo), 2 gallos de pelea, 4 gallinas, 4 patos, 1 pavo, unos 15 conejos y una cantidad similar de cuyes.
Como ven, mi casa en esa época era mas una pequeña granja que otra cosa. Y mientras mi abuela los criaba con la buena intención de comérselos, yo fantaseaba cual niña de la “casa de la pradera” con que eran mis mascotas, y me afanaba en el cuidado de ellos, sobretodo en el cuidado de los conejos que eran mis favoritos; cuando nacían, cual ratitas peladas los tomaba entre las manos y los metía en los bolsillos para caminar con ellos alrededor de la casa, (lamentablemente en el proceso descalabre a mas de uno :( ).

Mi amor por ellos era incondicional y aunque no soy (ni podría ser) vegetariana, jamás acepte comer y ni siquiera probar de la carne de ninguno de ellos. Por el contrario, después de que mi madre o abuela sacrificaban a alguno de ellos, alguna amiguita del barrio y yo nos encargabamos del entierro, todo era muy oficial, buscamos una cajita donde depositar los restos (que eran en efecto los restos, porque casi nada salvo la cabeza o piel lograba salvarse de la olla) cargábamos la cajita con mucha reverencia hacia el pequeño jardín o hacia el árbol de palta que crecía fuera de la casa, rezábamos una pequeña oración para que la mascota fuera al cielo, hacíamos una cruz (con las cañitas que le robábamos al techo de la abuelita de la esquina y que eran las mismas que usábamos para hacer cometas) y le dábamos un entierro digno y un par de lagrimas. Luego de lo cual asunto olvidado, volvíamos a nuestros juegos de niños, con esa capacidad que solo los niños tienen para borrar y empezar de nuevo.

Como ven, ninguno de estos pobres animales de la época de mi abuela, alcanzo categoría de mascota, y yo aprendí a no encariñarme demasiado con ninguno, porque nada es eterno y porque todo terminaría tarde o temprano en la olla. Las 2 únicas excepciones a esta regla llegaron muchos años después, cuando ya tenía unos 14 años mas o menos.

No estoy segura, pero pienso que el primero en llegar a nuestras vidas fue MILO. Mi papa (padrastro) había sufrido un derrame cerebral que dejo un lado de su cuerpo inmóvil y lo llevo a 2 años de larga rehabilitación en un centro de recuperación en Chosica.
Fueron 2 años duros, en los que mi madre trabajo mas que nunca, en los que yo me convertí en la madre de mis dos hermanos menores y en los que continuamente habían solo lentejas para comer, lentejas compradas en un comedor popular (recuerdo que llegue a detestar las lentejas! Pero ahora... muchísimos años después y lejos del Perú... hasta las extraño y pienso: unas lentejitas no me caerían mal :) ). Mi abuela ya había fallecido, y nuestras vecinas seguían siendo la ayuda inmediata cuando mi madre trabajaba o cuando yo estaba en la escuela.

Más o menos al término de esos dos duros años, unos días antes de que mi papa regresara a casa, llego Milo a nuestras vidas... un cachorro chusquito que de algún lado había sacado la elegancia de un Labrador, era bellísimo, era el regalo perfecto después de dos años muy difíciles!
Que importante es una mascota! Es en realidad un miembro más de la familia, y es un amor puro, que da sin esperar nada a cambio. Milo trajo muchísima alegría a casa, a mi papa en recuperación y a todos nosotros; vivió con nosotros por más de 10 años.

Recuerdo el día en que me llamo mi hermano para decirme que había muerto, yo ya vivía en Holanda por algunos meses, estaba en mi trabajo, y cuando levante el teléfono y escuche la voz de mi hermano supe de inmediato que algo había pasado. (los peores pensamientos cruzaron por mi mente, esos que a veces se temen cada día cuando se esta lejos del Perú, esos que te dicen que algún día algo sucederá y que estaras muy lejos para decir adiós a los que amas a tiempo)
Cuando mi hermano me dijo que Milo había muerto sentí un dolor profundo, como un cuchillo en el pecho, como un pedazo de corazón roto y no pude evitar llorar aun estando en mi trabajo.
Mi hermano me consoló diciendo, no llores hermana, al menos “murió en su ley”...
y si! Era cierto, murió en su ley! porque murió libre como siempre había vivido, perrito de barrio, de esos que nunca usan correa, que nadie saca a pasear porque ellos salen y regresan solos, que comía lo mismo que nosotros, y sobras, porque nunca había sido posible comprarle comida especial y que te esperan en la puerta de la casa y ladran de felicidad al verte llegar.
Milo representa ahora para mi aquella época: el vencer la enfermedad, el salir de un largo túnel y ver la luz del sol de nuevo, la unidad familiar y por supuesto.. La Libertad!.

LORENZA llego casi al mismo tiempo, quizas algo antes, quizas algo despues. Era una lora amazónica, de las que tienen la capacidad de repetir lo que decimos. No se que edad tendría cuando llego a vivir con nosotros, pero si se que los loros son animales longevos que pueden vivir mas de 50 años y Lorenza se quedo con nosotros por mas de 12 años…
Nunca tuvo jaula, porque mi mama, mis hermanos y yo nunca estuvimos de acuerdo; si le cortabamos las alas, para evitar que volara muy lejos. Ella vivia en el arbolito del pequeño jardin, tenia su rama favorita, y subia y bajaba del arbol a la hora que queria.
Por momentos tuve la impresion de que tenia alguna confusion o problema de identidad, porque se creia perro, y seguia a Milo o jugaba con el como compañeros. Si Milo esperaba por su comida hasta que nosotros terminaramos, Lorenza hacia lo mismo echada a su lado. Si Milo pasaba muchas horas tirado junto al mueble de la sala, ella se subia a una pequeña silla (bajo la cual mis hermanos y yo colocabamos miles de periodicos para evitarnos el dolor de cabeza al limpiar los excrementos de Lorenza!) y pasaba las horas tambien en la sala.

Ella era la compañia favorita de mi mama, que de cuando en cuando le daba vinito para que hable o la consentia como a un perrito. Muchos años despues al estudiar Ecoturismo habria de avergonzarme de tener a Lorenza en casa y de haber colaborado sin querer y con ignorancia con el trafico de animales exoticos y al vivir en la selva peruana y ver volar a los guacamayos y loros libres en el cielo azul del Tambopata no podia evitar pensar en Lorenza y en como habria sido su vida en libertad. Pero en mi adolescencia yo no sabia de eso, y me consolaba la idea de pensar que al menos fue querida y que como ya dije, nunca tuvo jaula.
Tal fue su libertad, que con el correr de los años pensabamos que ella ya no querria irse mas, que era parte de nuestra familia y no volvimos a cortarle las alas. Un dia simplemente desaparecio, no la volvimos a ver, mi madre la busco durante dias, preguntando a todos los vecinos, llamandola, pero no volvio. Quiero creer que no esta en casa de nadie. Quiero creer que volvio a ser libre.

Hubo un perrito mas en casa, ya no recuerdo su nombre, muy pequeño, uno que mi mama recogio de un basural y que trajo a casa en un estado lamentable, lo curamos, lo bañamos, parecia que viviria... pero en menos de 2 semanas murio.
Me impresiono mucho, no tanto su muerte como la reaccion de mi madre que por algun motivo que en ese entonces aun no podia entender lloraba desconsoladamente. Años despues entendi, reconstruyendo la historia de mi propia familia el porque habia sido para ella tan importante salvarlo. Ella quiso que viviera, pero no fue asi, y el perrito agonizo durante toda una madrugada, con mi mama y conmigo durmiendo a su lado, en el mueble de la sala para ayudarlo a bien morir.

Ahora que vivo aqui en Holanda, contandole a mi esposo la historia de Milo, le pedi tener un perrito en casa, pero cuando escuche la lista de responsabilidades, licencias y cosas que necesitas para tener mascota cambie de opinion :).
Sacarlo a pasear minimo dos veces al dia, nieve, llueve o truene, no importa y con los inviernos tan frios aqui imposible que viva en el jardin. Comprarle comida especial, chip y pagar todas las licencias. Y que pasa si te vas de vacaciones? Donde lo dejas? Habria que buscarle un hotel para mascotas o llevarlo. En fin, una lista en la que nunca pense en Peru, supongo que porque tuve la suerte de vivir en un barrio, donde todas esas cosas son innecesarias.
Por ahora ya no deseo tener un perrito, quizas mas adelante, cuando sea responsabilidad de mi hijo :); aunque mi esposo dice que el primer paso deberia ser tener un cuy, aqui una mascota muy popular :) segun mi esposo podemos tener dos, uno que se llame Machu y otro que se llame Picchu y asi tendriamos nuestro propio Machu Picchu en casa jajaja.

Espero que esta historia les haya recordar alguna historia propia, quizas olvidada, y si es posible no olviden compartirla.

Un saludo!